El Derecho Mercantil en la empresa (II). La ley.

21:49

Como decíamos la comprensión del Derecho Mercantil es básica para la empresa, no os hablaré de la división de la ley mercantil por grado (aunque debe saberse que las leyes mercantiles mas importantes para nosotros son las especiales) ni por objeto. 

Para consultar nuestras dudas en la empresa, debemos acudir tanto al Código de Comercio como a las Leyes especiales por tanto, hay que conocer lo más básico de ambas al menos.

Nuestro Código de Comercio se inspira en principios liberales franceses nacidos siguiendo el esquema del Código de Comercio napoleónico. El primer Código de Comercio español recibió su primer impulso de Pedro Sainz de Andino, promulgándose en 30 de  mayo de 1829, reformándose medio siglo después con la promulgación del actual Código de Comercio el 22 de agosto de 1885.

El Código de Comercio se divide en 4 libros, compuesto de 955 artículos.
-Libro I: “De los comerciantes y del Comercio en general”.
-Libro II: “De los contratos especiales de Comercio”.
-Libro III: “Del comercio marítimo” (este ha sido derogado por la Ley 14/2014, de 24 de julio, de Navegación Marítima).
-Libro IV: “De la suspensión de pagos, quiebras y de las prescripciones” (actualmente solo consta las prescripciones, tanto pagos y quiebras han sido derogados por la Ley Concursal, de 9 de julio de 2003).

El legislador de 1885, creyó que el Código de Comercio era una Ley completa y sin fisuras, derogando el propio Código de Comercio todas aquellas otras leyes especiales en aquello en que pudieran oponerse a lo dispuesto en el mismo, pero es la propia evolución continua del tráfico jurídico mercantil el que obliga a una nueva legislación mercantil.

Por tanto esta nueva legislación mercantil no se desarrolla dentro del Código de Comercio, sino fuera, en lo denominado Leyes Especiales. Aqui van las importantes;
-La Ley 24/1988, de 28 de julio, del Mercado de Valores.
-La Ley 3/1991, de 10 de enero, de Competencia Desleal.
-La Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista.
-La Ley 7/1998, de 13 de abril, sobre condiciones generales de la contratación.
-La Ley 28/1998, de 13 de julio, de Venta a Plazos de Bienes Muebles.
-La Ley 27/1999, de 16 de julio, de Cooperativas.
-La Ley 17/2001, de 7 de diciembre, de Marcas.
-La Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal.
-La Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales.
-El Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre.
-La Ley 3/2009, de 3 de abril, sobre modificaciones estructurales de las sociedades mercantiles.
-El Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio.
-La Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización.
-La Ley 10/2014, de 26 de junio, de ordenación, supervisión y solvencia de entidades de crédito.
-La Ley 14/2014, de 24 de julio, de Navegación Marítima.
-La Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial.
-La Ley 11/2015, de 16 de junio, de recuperación y resolución de entidades de crédito y empresas de servicios de inversión.
-La Ley 20/2015, de 14 de julio, de ordenación, supervisión y solvencia de entidades aseguradoras y reaseguradoras.
-La Ley 24/2015, de 24 de julio, de Patentes.
-La Ley 25/2015, de 28 de julio, de Auditoría de Cuentas.

Por tanto cuando nos encontremos problemas con nuestros consumidores, debemos a acudir directamente al Texto Refundido del 1/2007. El éxito estratégico de la empresa requiere también de saber moverse como un operador jurídico, tanto para nuestros departamento laboral, como en la visión de la estrategia futura (se cuentan por miles las estrategias fracasadas por no consultar la legislación especial de cada país)

Tambien te puede interesar...

0 comentarios

Popular Posts

Like us on Facebook

Flickr Images